Bournemouth contra empresa «Hawk-eye»

Bournemouth no olvida esta polémica acción durante el Sheffield vs Aston Villa

Tras confirmarse su descenso a segunda división el pasado fin de semana, dirigentes del Bournemouth han mostrado su disposición de emprender acciones legales contra «Hawk-eye», empresa encargada de suministrar tecnología a la Premier League, mas específicamente, aquella que define cuando la pelota cruza o no la linea de gol.

Y es que si retrocedemos unas semanas, seguramente muchos recordarán aquella polémica jugada durante un encuentro entre Sheffield y Aston Villa, partido que acabó 0-0 después de un claro fallo del ojo de halcón, al no convalidar un gol en contra de los villanos. Este empate finalmente acabó siendo determinante en el futuro de Bournemouth, pues la pérdida de la categoría se ha dado por solo 1 punto de diferencia, nada más y nada menos, que con el Aston Villa.

Momento en el que el arquero del Aston Villa, Orjan Nyland, entra en su propia portería con la pelota.

Minutos después de este craso error, la compañía «Hawk-eye» emitía un comunicado presentando sus disculpas y argumentando que sus siete cámaras, habían sido obstaculizadas por el guardameta, el poste y uno de los defensores del Villa, explicación que al parecer no basta para los directivos del Bournemouth, pues consideran que han resultado claramente perjudicados por esta mala decisión.

Según reportan medios locales, en los próximos días se realizará una reunión entre varios dirigentes del club rojinegro para definir los pasos a seguir. Antes que nada decidirán el futuro de su hasta ahora entrenador Eddie Howe, y posteriormente se tomará la decisión en cuanto a posibles acciones legales o no, después de este fallo que demuestra que la tecnología, no hace del fútbol un deporte justo y perfecto.

La Premier admite sus errores arbitrales

La Premier League admitió errores arbitrales en los partidos del jueves

No han sido los mejores días para la Premier League en materia de arbitrajes, algo que llama la atención, pues el gremio británico ha sido uno de los elogiados a nivel mundial en este apartado. Un penalti no otorgado al Tottenham, un penalti que no era para Southampton y otro más en beneficio del Manchester United, han sido admitidos públicamente por la Premier, como errores arbitrales.

Esta autocrítica se hizo pública a través de la BBC, quien reveló que la organización se había lamentado por estos tres crasos errores en los partidos del día jueves. Una de las jugadas que precisamente analizamos en las redes sociales de El Var Central, fue la de los «red devils». Una jugada en donde el portugués Bruno Fernandes intentó hacer una ruleta y terminó pisando al defensor Ezri Konza, perdiendo así el equilibrio y siendo catalogado como penalti por el árbitro central, una decisión que el VAR no intervino.

Bruno hace una jugada que podría ser catalogada como «firulete» en nuestro lenguaje sudamericano; un movimiento atípico que si bien es permitido como cualquier truco, considero que es bajo responsabilidad de quien lo aplica, pues se está saliendo de su línea de recorrido. El defensor del Aston Villa no realiza una entrada imprudente, ni con fuerza excesiva, intenta hacer un cierre normal y después acaba siendo pisado por su rival. Si bien es una jugada que se puede interpretar de varias formas, la que menos cabría aquí es la de penalti.

Momento exacto en el que Bruno Fernandes pisa a Ezri Konza.

No sobra autocrítica en la Premier

Aunque la organización de la Premier League no dio detalles ni explicó una a una las jugadas comentadas, reconoció que se habían tratado de tres errores arbitrales, algo que estamos viendo semana a semana y que debe encender las alarmas del gremio arbitral. Lo que no se puede dejar de lado, es que reconocen que se han equivocado, saben que han fallado, y ese es el primer paso para tomar los correctivos necesarios.

Escrito por Andrés Grimaldos G.
Escrito por Andrés Grimaldos G.

Soy Comunicador Social, egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Trabajé en las cadenas Colmundo Radio y Emisora Onda 5. Actualmente dirijo el proyecto El Var Central.