Fútbol e intención: dos palabras que van de la mano

El fútbol y la intención son dos palabras que siempre tendrán que ir de la mano

Escarbando en documentos antiguos, encontré que por allá en 1998 la International Football Association Board (IFAB), incluyó en sus reglamentos del fútbol las expulsiones directas por infracciones violentas e INTENCIONALES; siendo esta última, una palabra que a muchos causa escozor, pues creen que es bastante ambigua y que se presta para confusiones. ¿Pero, es tan así?

Este fin de semana se presentaron un par de situaciones que han dado de que hablar, ambas en el juego Athletic Bilbao vs Real Madrid, encuentro que terminó ganando el equipo merengue 0-1, gracias a un gol de Ramos de penalti. La primera jugada (imagen izquierda) a analizar fue el pisotón sobre Marcelo que acabó en infracción de penalti, acción que no deja espacio para las dudas, pues se observa que la infracción es clara, producto de una entrada tarde del defensor. Si queremos darle un toque mas técnico, deberíamos decir que fue una imprudencia, pues hay falta de atención y consideración del jugador del Athletic, en la disputa de la pelota.

¿Y EL PISOTÓN DE SERGIO RAMOS?

No se necesita ser árbitro o experto en fútbol para entender que el pisotón de Sergio Ramos sobre Raúl García fue algo accidental. El problema es que el reglamento no contempla la palabra accidental en lo que a infracciones y faltas se refiere. Para los tipos de falta, encontramos las palabras imprudencia, temeridad, fuerza excesiva, conducta violenta, brutalidad, etc. ¿Entonces dónde queda esta acción entre Ramos y García? En ningún lado. Queda a plena disposición del árbitro de turno, algo que se presta aún más para confusiones y teorías conspirativas que siempre sacan los aficionados.

Se necesita urgentemente que la IFAB unifique criterios, proteja mas a los árbitros pero sobre todo proteja más el juego. Desde la llegada del VAR hemos observado penaltis «rebuscados» que nadie mas vio sino el VAR, pero también está el caso de jugadas como la de Sergio Ramos, que quedan en el aire. ¿Cuál se pita y cuál no? ¿Cuál se revisa y cual no? ¿Y si incluimos la palabra accidental o el término de intencionalidad en el reglamento? ¿No ayudaría? No somos tontos para no entender que un pisotón como el de Ramos ha sido accidental, pero necesitamos que el reglamento sea mas claro a la hora de darnos una mano.

Escrito por Andrés Grimaldos G.
Escrito por Andrés Grimaldos G.

Soy Comunicador Social, egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Trabajé en las cadenas Colmundo Radio y Emisora Onda 5. Actualmente dirijo el proyecto El Var Central.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *